CÓMO CONSTRUIR AUTO-EFICACIA

Cuando las circunstancias nos sobrepasan y sentimos constantemente que nada que hagamos puede mejorar la situación, es fácil que aprendamos a sentirnos vulnerables.

Un mundo incierto, cambiante, confuso y complicado – exactamente como en el que estamos viviendo – nos entrena para sentirnos deprimidos, ansiosos, inseguros y vulnerables.

A nuestros niños y jóvenes también.

Muchos aprenden a sentirse en peligro. Los medios de comunicación, la escuela y la familia les troquelan el cerebro para la vulnerabilidad.

Muchos tienen, además, un temperamento propenso a sentirse vulnerables. De manera innata tienden a preocuparse.

Pero hay niños y jóvenes que aprenden a soportar las adversidades y salir fortalecidos de ellas. Esa capacidad se llama resiliencia y se puede desarrollar.

Hay gente que aprende a creer que puede levantarse de las derrotas. Que puede adquirir las habilidades que no tiene y superar retos.

Hay gente que trae de nacimiento el optimismo. Y hay quien necesita aprenderlo.

Desarrollar una competencia de cualquier tipo refuerza la sensación de optimismo. La estructura mental optimista genera esperanza, lo cual capacita para enfrentar nuevos desafíos y correr riesgos.

La superación de retos aumenta la sensación de auto-eficacia, la cual incrementa la posibilidad de que se superen nuevos desafíos en el futuro, con el correspondiente crecimiento de la sensación de auto-eficacia.

Un círculo virtuoso sólido para nuestros niños y jóvenes.

CÓMO CONSTRUIR AUTO-EFICACIA
Invíctor Cortes Martinez

Resiliencia

Publicado en Uncategorized.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *